martes, 31 de mayo de 2016

Reseña: El asesinato de Pitágoras, de Marcos Chicot


Título El asesinato de Pitágoras
Autor Marcos Chicot
Editorial Duomo
Año 2013
Páginas 672
Mi valoración:

SINOPSIS:

El anciano filósofo Pitágoras es uno de los personajes con más poder político de su época. Está a punto de nombrar un sucesor entre sus grandes maestros cuando en su comunidad se inicia una serie de asesinatos. Cada muerte tiene lugar de un modo más desconcertante e imprevisible, reflejando tras ellas una mente oscura y poderosa que parece superar a la del mismísimo Pitágoras.

La enigmática Ariadna y el investigador egipcio Akenón tratarán de identificar al asesino a la vez que resuelven sus propios sentimientos. Un reto en el que los fantasmas del pasado se unen a las oscuras amenazas del presente. Un desafío del que resulta casi imposible salir con vida.

En esta novela, en la que gran parte de los hechos y los personajes son reales, el lector se adentrará en un misterio aparentemente irresoluble. A través de sus páginas descubrirá secretos inéditos y encontrará a los personajes más inquietantes que haya conocido jamás: el sibarita Glauco, el monstruoso Bóreas, el vengativo Cilón y, sobre todo, el misterioso desconocido que está utilizando sus capacidades prodigiosas para sembrar la muerte.

MIS OBSERVACIONES

El libro comienza presentándonos a los personajes principales de una forma detallada y absolutamente integrada en la historia. Conocemos a Pitágoras en el momento en el que pretende nombrar un sucesor, y nos adentra en la mente del filósofo mientras valora las cualidades de sus grandes maestros, atrapándonos sin vuelta atrás en el momento en el que uno de ellos, a muy pocas páginas del inicio, muere asesinado.

A continuación, conocemos a Akenón, también en una situación de extraordinaria tensión que, aunque en principio parece pertenecer a un hilo narrativo paralelo, no tardaremos en ver cómo ambas historias se funden para no separarse hasta la última página. Por último, el autor nos presenta a Ariadna, hija de Pitágoras, a la que también acabamos conociendo perfectamente a través de la relación con su padre y con Akenón, con quien llevará a cabo la investigación de los asesinatos y por el que se sentirá atraída desde el principio.

Una de las grandezas de la novela es que los personajes secundarios como Cilón, Bóreas, Glauco, Milón, etc, están perfectamente retratados con personalidades muy nítidas y dispares, lo que aporta gran riqueza a la historia. Hay que destacar también el papel protagonista de las propias ciudades de Síbaris y Crotona, que en más de una ocasión funcionan casi como un solo ser colectivo que siente y padece los avatares del relato. Los personajes, además, tanto principales como secundarios, experimentarán claras evoluciones psicológicas que se ven muy bien reflejadas en el relato y que son dignas de analizar y valorar.

Un atractivo indiscutible de la novela es su rigor histórico: no solo buena parte de estos personajes existieron en la realidad, sino que el autor ha tratado de permanecer lo más fiel posible a los sucesos que les acaecieron en la época, allá por el año 510 a.C., y el contexto que les rodea es igualmente fiel a la documentación que ha llegado hasta nuestros días, lo que convierte al libro no solo en un excelente entretenimiento, sino en una importante fuente de cultura general.

El estilo es sencillo. El ritmo, endiablado, lo que tiene especial mérito si consideramos que, salpicadas aquí y allá, nos encontramos con explicaciones matemáticas más o menos complejas. El tema de la venganza y la ambición, eje de la novela, se codea con el de la fragilidad de la espiritualidad que se enfrenta a la dura realidad. De pasada, también se manejan temas como la manipulación sectaria, la necesidad de las personas de creer en algo, la maleabilidad de la mente humana y la precariedad de la paz. El libro da pie a la reflexión y al debate de una forma inteligente y sin sesgos.

Partiendo de todas estas premisas, un narrador omnisciente nos lanza de cabeza en una historia ágil, madura, realista (con licencias respecto a los poderes mentales sobrenaturales) y muy bien documentada, coherente, con buenos diálogos y mejores escenarios, que se irá resolviendo poco a poco, dándonos tiempo a saborear cada paso que avanzamos y logrando que las casi setecientas páginas de la obra se nos pasen en un suspiro.
Conclusión:
Leí este libro por las buenas críticas que encontré en otros blogs, y no me ha decepcionado en absoluto (ya estoy con la segunda parte, La hermandad). He disfrutado de cada página, he sufrido con los personajes, he odiado, he llorado, he admirado. En definitiva, he vivido. Y no solo eso, sino que he aprendido sobre una época y unos personajes que apenas conocía, pues de Pitágoras poco sabía más allá de su famoso teorema. Una lectura muy recomendable sin ningún género de duda, que además puede despertar el interés por las matemáticas (lo que no es nada desdeñable).

SOBRE EL AUTOR

Jussi_Adler-Olsen
Marcos Chicot ha ganado el Premio de Novela Francisco Umbral, así como el Premio Rotary Internacional de Novela y el Premio per la Cultura Mediterranea (Fondazione Carical). También ha sido finalista del Premio Max Aub, el Juan Pablo Forner, el Ciudad de Badajoz y el Premio Planeta.

Ha publicado El asesinato de Pitágoras (2013), La Hermandad (2014), y Diario de Gordon (Premio de Novela Francisco Umbral).

Dona el 10% de lo que obtiene con sus novelas a organizaciones de ayuda a personas con discapacidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar y compartamos afición!

Sorteo 6XL

Sorteo 6XL
Hasta el 30 de junio