domingo, 3 de julio de 2016

Reseña: Mujeres de agua, de Antonia J. Corrales

Mujeres de agua
Título Mujeres de agua
Autora Antonia J. Corrales
Editorial B de Books
Año 2016
Páginas 280
Mi valoración: siete

SINOPSIS:

La esperada continuación del best-seller En un rincón del alma. Una novela sobre el poder de la amistad.Sobre las pasiones humanas y sus misterios. Una obra en la que la vida se nos muestra tal y como es: realista, dulce, amarga y llena de esperanza. Bajo la protección de un paraguas rojo, Mena, Remedios y Amanda caminan juntas en las páginas de esta conmovedora historia para demostrarnos que la amistad, el amor, la superación personal y las ganas de seguir adelante son la clave de la felicidad. Con cada uno de sus actos nos enseñan que todas las mujeres de agua tienen la fortaleza que necesitan para superar los obstáculos. Solo es necesario proponérselo. No te sorprendas si te descubres en alguna de las páginas de esta novela. Si eso ocurre, no lo dudes. Déjate llevar. Porque Mujeres de agua es una de esas extraordinarias novelas que te transforma, te hace tomar decisiones y te acompaña. Un paraguas rojo bajo el que ya se cobijan miles de lectores. 

MIS OBSERVACIONES

En Mujeres de agua, retomamos la historia donde la dejamos con En un rincón del alma. En este caso, Mena, hija de Jimena, será quien narre los hechos en primera persona, con lo que profundizaremos en sus sentimientos, sus impresiones y sus reflexiones sobre la vida, el amor y la amistad, que siguen siendo los temas principales como ocurría con su predecesora.

De nuevo, tenemos ante nosotros una novela de gran sensibilidad, muy emocional y analítica respecto a los sentimientos. Es una novela para sentir, no para pensar; para identificarse en cada pequeño detalle, no para racionalizarlo.

Los personajes están tratados con corrección, aunque en mi opinión se queda un poco corto respecto a la primera novela, donde se profundizaba un poco más en ellos. En Mujeres de agua, poco podemos decir sobre Jorge o Gonzalo, por ejemplo, mientras que sí sabemos mucho de Carlos gracias, principalmente, a su participación en el libro anterior. No obstante, llegamos a conocerles lo suficiente para que al menos nos importen y nos interesen sus historias, entrelazadas con la de Mena.

El ritmo de la novela es, como la anterior, reposado y tranquilo. La estructura es un poco caótica, porque Mena va y viene en el tiempo para contar una u otra anécdota y no nos permite tener perfectamente claro cuándo sucede cada cosa. En una novela de este tipo, donde predomina la emoción, la falta de linealidad le imprime cierto dinamismo que puede hacerla más atractiva y adictiva. El estilo de nuevo está caracterizado por frases cortas y ágiles, de estructura sencilla, bastantes diálogos y descripciones cortas y precisas que hacen la lectura fluida. En general, la prosa es cuidada y clara, pero de nuevo termina con una cierta desventaja respecto a su predecesora, en la que, a mi parecer, la autora narraba los hechos con más acierto y clara subjetividad. Mujeres de agua cae en un par de ocasiones en el sermón moral al lector, lo que suele producirme rechazo. Por fortuna, estaba lo suficientemente bien disfrazado como para no entorpecer la lectura.

Cabe destacar el tirón de orejas que se merece la editorial por la gran cantidad de errores que he encontrado en el texto. ¿Tenían prisa para publicarlo y por eso no han hecho bien su trabajo? He encontrado 52 errores, y eso porque he dejado de contar los casos en los que no había espacio después de un punto y seguido. Señores de las editoriales, por favor, les ruego que hagan bien su trabajo. Entendería perfectamente dos o tres erratas o despistes. Pero 52 errores, entre ellos "girones" (sí, con "g") e innumerables "que, donde, quien, como" sin tilde cuando deben llevarla o viceversa, "por qué" separado y con tilde cuando ha de ir junto y sin ella, laísmos... Para una lectora que ama nuestra lengua como es mi caso, tantos errores son poco menos que un asesinato de la misma. Les ruego, por favor, que revisen las páginas que publican, que para eso cobran. Gracias.
Conclusión:
Mujeres de agua es, como el anterior, una oda a los sentimientos. Es un libro para disfrutar durante una tarde tranquila, para pensar, para identificarse, para analizar nuestros sentimientos. Su lectura (si no fuera por los numerosos errores) se disfruta mucho, es relajante y a veces conmovedora. Para mí, no llega al nivel de la primera, pero le anda cerca. Y tal como termina, es grato saber que seguramente le seguirá una tercera parte. Pero no os asustéis, que la historia no deja cabos sueltos y termina cerrada. Eso sí, si la vais a leer, leed primero la primera parte, porque os la desvela entera.

SOBRE LA AUTORA

Antonia J. Corrales
Antonia de Jesús Corrales Fernández (Madrid, 1959), administrativa de profesión, comenzó a escribir en 1989 como correctora y con artículos y viñetas humorísticas en una revista profesional. En 2000 entra a formar parte de los colaboradores de opinión en el periódico comarcal El Telégrafo, tarea que abandona para dedicarse en exclusividad a la creación literaria.

Autora de cuatro novelas, dos intimistas y otras dos de suspense, la titulada Epitafio de un asesino (Editorial Titania, Barcelona, 2005) es una sobrecogedora narración que se inscribe en la línea más genuina del género de intriga. En esa misma línea se inscribe La décima clave, su segunda novela, publicada recientemente por la Editorial Martínez Roca (Grupo Planeta) y ya constituida en un clásico del suspense, imprescindible en la biblioteca de los apasionados por el género.

En la actualidad colabora con varias revistas culturales, entre ellas la publicación portorriqueña The Big Times y Gibralfaro Revista de creación Literaria y Humanidades, Universidad de Málaga. Desde el año 2004 es jurado del certamen internacional de narrativa corta La lectora impaciente. Valora y corrige textos literarios (freelance) Colaboradora en la revista Más Allá de la Ciencia, en: La Cultura. Es coordinadora del programa radiofónico Desde el pico del águila que se emite semanalmente dentro del Magazín Calle Real.

Ha sido galardonada con el primer premio del Concurso de cuentos Ciudad de Marbella (2001) y ha resultado finalista en varias convocatorias, como el VII Certamen Internacional de Narrativa Corta Santoña... La Mar (2002), IV Certamen Internacional de Relato Hiperbreve Acumán (2003), Certamen Internacional de narrativa corta Las Quinientas, Colombia (2004), Certamen Internacional de Narrativa Breve Don Manuel Alonso, Madrid, entre otras. En 2003, su relato Las lágrimas del mar es seleccionado en el I Certamen Internacional de Relato Breve convocado por La Lectora Impaciente.



2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Le daré una oportunidad si se cruza en mi camino.
    Sensacional reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy bonito, no te arrepentirás. :-)

      ¡Gracias por tu visita! ¡Besos!

      Eliminar

¡Anímate a comentar y compartamos afición!

Sorteo 6XL

Sorteo 6XL
Hasta el 30 de junio